sábado, 13 de diciembre de 2008

LECTURA: PATRIMONIO



PREÁMBULO

Hace 96 horas un nudo llego a mi cuerpo, no pretendo decirle que se vaya, o que me deje en paz por un rato, tampoco quiero llegar a molestarlo, ni que se enoje conmigo, sólo hay una cosa que si me gustaría hacer, quisiera preguntarle la razón del por qué decidió instalarse justo en mi garganta.




PATRIMONIO

¿Qué es el tiempo?

El tiempo es un pretexto que los seres humanos nos inventamos para evadir nuestras verdades; el tiempo es una extensión de nuestra estupidez; un dolor de cabeza, de espalda o de garganta; es sin mas ni menos que el colmo de nuestra existencia.

Hay también unas cuantas cosas acerca de él que me gustaría revelar, pienso que…

El tiempo no cura heridas; sólo alarga la recuperación.
El tiempo no olvida el dolor; sólo lo esconde.
El tiempo no perdona; espera a cobrarnos la cuenta.
El tiempo no respeta; viola tu intimidad y tus silencios.

Dicen que el tiempo puede ser un aliado o un enemigo, y para Philip Roth el tiempo es una burla.
En el primer capítulo de su novela, él se atreve a recordarnos lo débiles y vulnerables que somos en cuanto al tiempo, en mi caso logró trasladarme a las experiencias clínicas de mi historia familiar, a los momentos más duros, más agrios y más fríos de mi vida, jugó con mis tiempos difíciles y... es que yo... odio al tiempo.

El tiempo es todo lo que se necesita para llegar a la muerte y a las desgracias humanas… cómo me gustaría nacer, vivir y morir, así, sin tener la oportunidad de llegar tarde o llegar temprano, sin tener que maldecir las horas, sin medir los años… sin darme cuenta de la cuenta, cómo me gustaría que los hombres y las mujeres pudiéramos entender que nosotros no creamos al tiempo; él nos creó a nosotros.







Au revoir.



LG




4 comentarios:

ilich dijo...

Dalí es una delicia.

El tiempo, baaah, es un fastidio, por eso lo ignoro lo mas que puedo, y en eso estoy en el maldito límite, caundo voy de vacaciones me depojo del maldito reloj, joder, el reloj es una cadena, y tu eres grande.

Un beso, en donde no te hayan besado hace mucho tiempo.

CUCHARITA dijo...

Yo tambien odio al tiempo, pero este siempre me persigue!

Micro dijo...

me acuerdo que de adolescente escribí una canción sobre el tiempo.

Si, puede llegar a obsesionar.

Yo Pretencioso. dijo...

El tiempo es el alcahuete de la escapatoria oportunista, que posterga, que recuerda, nadie habla del tiempo en presente, porque a él no le interesa mas que ser recordado, o deseado.

Saludos!