viernes, 20 de agosto de 2010

IRME

Hace ya bastante tiempo tomé una decisión muy importante, y hoy, aprovechando que me siento terriblemente llena de un fastidio increible me atrevo a iniciar un tipo diario.

Heré un control crónologico de mi travesía de sentimientos y lo haré de manera pública, para que así, si algún día llega el momento de admitir que he fallado en mi "promesa", las personas que accidentalmente cayeron entre las líneas del blog y leyeron mis confesiones puedan burlarse en mi cara.

He llegado a un punto en el que guardar toda clase de evidencia que alimente mi gran deseo es de suma importancia, de vida o muerte, tengo que capturar cualquier esencia de los sentimientos por los que esté atravesando, por que así, cuando pasen las horas y los días y cuando me sienta un poco más tranquila podré leer estas líneas y revivir las respuestas a mi gran pregunta... "¿por qué quiero irme?".

Necesito estar activa y recordando, repasando los hechos, guardando momentos que me ayuden a evitar salirme del camino, el cuál me llevará a dar el gran paso.

Au revoir.
LG.

2 comentarios:

Micro dijo...

ay dios!

Magdalena dijo...

Dios tambien merece saber lo que me pasa para que despues una de dos, o me de una paladita en la espalda de "muy bien niña, muy bien hecho" o se convierta en mi Nelson de los simpsons y diga "Haa jaaa!! pendeja"