lunes, 20 de abril de 2009

ESPEJO

y no era la altura de la mesa...

...


Te acabas de ir de mi cuerpo, pero aún tengo la imagen tuya y mía en mis ojos.
esa imagen frente al espejo, yo con tu camisa puesta y tu sin ella,
tú con mis labios en la cara, y yo con tus manos en mis hombros.

...y luego nos miramos frente a ese espejo...
uno de los muchos que han sido testigos de nuestro tiempo.
Somos realmente bellos de noche, llenos de besos...

Por qué el mundo de afuera no puede ser al menos un poco parecido a la realidad que inventamos en ese lugar?



de.... NOTAS SUELTAS.

Así se fue de mi. Aún siento el ardor de sus labios alrededor de mi boca, así me dejó, ardiendo. Aún saboreo su saliva en mi saliva. Así se fué de mí, aún con el sabor a lluvia en la lengua.



y no querido, no era la altura de la mesa...



au revoir

LG




4 comentarios:

ilich dijo...

benditas mesas, amén.

me gustan los espejos, es genial ser vouyer y protagonista a la vez.

enorme saludo en esta mañana, que comienza calida, sabrosamente cálida.

Eu dijo...

leerte en la etapa más caliente de mi ciclo no me deja nada bueno .

Vodkauva dijo...

Ay esos ciclos...
puro desorden.

Anónimo dijo...

ja!