sábado, 18 de abril de 2009

INSOMNIO

He tenido mis noches malas, pero nada como esto.

Son las 6:22 am, y aún no puedo dormir,
me parece mejor esperarme treinta minutos más para levantar el cuerpo de la cama, meterme a bañar, y vivir un día que no quiero vivir.

Entro a las 8am, realmente no sé ni para qué voy si de todas maneras estaré muerta por dentro,
no me podré concentrar en la mañana,
y en la tarde me preguntarán cosas como "'qué te pasa?", "qué tienes?"... preguntas que buscan externar una preocupación forzada y que uno mismo sabe que no sirve de nada ni formularlas ni responderlas.

No sé que tengo, me lo has preguntado varias veces, no lo sé... de verdad que no...
pero no estoy bien.
Hace tres horas me vine a acostar, sólo para dar vueltas sola como una loca entre sábanas, porque cuando una da vueltas acompañada no se puede decir que es una loca totalmente (empiezan a cantar los pájaros, empieza a salir el sol).
No te lo dije pero, siempre duermo con el celular en mi buró, y cuando coloqué mi cabeza sobre la almohada, voltié a mi derecha y lo tomé, baje el volumen con la intención de que cuando sonara mi madre no se despertara, siempre hago eso cuando tengo el presentimiento de que llamarás, por algún motivo lo siento, siento que llamarás por la madrugada, y me gusta saber o pensar que al igual que yo piensas tu también en mí...


Yo no soy así, me siento ridícula, he tenido mis noches malas,
pero no malas noches...

Te has robado hasta mis noches,
esas donde soñaba,
y soñaba porque eran la única manera de verte.
A lo mejor eso es lo que pasa, te veo en el día, entonces mi cuerpo ya no tiene razón para dormir y tener que soñarte en las noches.
Eso ha de ser.

6:34 am.
Me pediste que recordara todo,
y yo te respondí que, se me olvidan las cosas.
No se si sea una elección propiamente mía olvidarlas, o si una parte de mi subconsciente abraza la idea de "olvidarlas" para que así tenga en mí algun efecto de sedante, hacer menos larga y menos dolorosa la tortura.
Recuerdo palabras tuyas, diciéndome...



"5:10 a.m.
Por un momento pensé que estarías despierta... no esperándome pero... despierta.
Como esos eventos causales que uno adorna con relevancia hasta después de ya
muchos muchos eventos desencadenados por el mismo.
¿Qué soñaste a las 5:11 a.m.?..."

...
Me relaja pensar que estás dormida en este momento, y que en unas horas sabrás

que yo estaba despierto y que te escribía, no sé bien si me relaje el hecho de
escribirte o el hecho de saber que estas dormida... talvez un poco de ambas...

...No he dormido bien."

...Me le quedo viendo a la pantalla como esperando respondas.
ya son las 5:23. Aun no sale el sol. Aun no pongo música."

...

5:54 a.m.

5:57 a.m.

6:00 a.m.


Pondré música.
Ten un buen día..."




Son las 6:43am...
empezaré a vivir el día que no quiero vivir.

Y...
espero que tu no recuerdes esas canciones...

mañana olvidaré...

dejame ser para él, como un refugio de mansa quietud...

súmale otra...

qué mas dá...




Au revoir.

3 comentarios:

no es un cuento de hadas dijo...

¡malditos hombres!
a veces no dejan ni dormir.

ilich dijo...

maldito insomnio, maldito insomnio recordando que en realidad me hago pendejo al decir olvidoTe sobrevivoTe TeMandoMucho@LaChingada

yo, por eso dejo el celular en silencio o vibrar, por lo menos no espero escuchar y pongo menos atención, y a veces duermo

prueba una quizá funcione.

Acho isso

Refachadona dijo...

ouuu suena a enamoramiento por aquí ! suerte!